Obtener Comestibles Durante la Cuarentena

Reviewed by Sarah Klemm, RDN, CD, LDN
Have to go to store

gorodenkoff/ iStock /Getty Images Plus

Puede haber ocasiones en las que necesite limitar sus viajes a la tienda de comestibles. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a tomar decisiones saludables y reducir sus viajes a la tienda.

Mantenga Una Despensa Bien Surtida

Puede ser útil planear un menú con una o dos semanas de anticipación, pero si no tiene tiempo para planificar las comidas, tener una despensa bien surtida a la hora de preparar una comida puede aliviar algo de la presión. Tenga a mano lo siguiente para preparar platos rápidos y fáciles.

Productos no perecederos

  • Frijoles secos o enlatados, guisantes y lentejas (como frijoles negros, garbanzos, judías, frijoles blancos y pintos; arvejas verdes y amarillas, gandules y lentejas)
  • Verduras enlatadas sin sal agregada (como tomates, habichuelas frescas y maíz)
  • Frutas secas o enlatadas en jugo de fruta 100%
  • Granos integrales (como arroz integral, quinua, avena, mijo y pasta integral)
  • Bolsitas o latas de pescado y pollo
  • Nueces, semillas y mantequillas de nueces
  • Aceites de oliva, canola u otros vegetales
  • Hierbas y especias secas

Comidas congeladas

  • Verduras (como brócoli, coliflor, zanahorias y repollitas de Bruselas)
  • Frutas (como bayas y cerezas)
  • Maza de harina integral para pizza
  • Aves
  • Mariscos

Cuando piense en qué hacer en casa, también considere preparaciones que se pueden congelar. Las cazuelas, sopas, muffins y panes son fáciles de porcionar y almacenar en el congelador en recipientes individuales. Estos alimentos pueden congelarse durante 2 a 3 meses sin perder significativamente su calidad.

Planifique comidas basadas en los alimentos que ya tiene

¿Busca formas saludables de reducir sus viajes a la tienda? Sea creativo con lo que tiene a mano.

Revise el refrigerador, el congelador y la despensa en busca de alimentos que deba usar. Las sobras de carnes y verduras se pueden transformar fácilmente en comidas cuando se cortan y agregan a sopas, ensaladas o sándwiches. Ideas que incluyen el uso de carnes y verduras como:

  • Acompañamientos para ensaladas o granos cocidos como arroz o pasta.
  • Relleno para una tortilla o pita para un sándwich que lo deje satisfecho.
  • Ingredientes para hacer sopa, luego disfrutar o congelar para usar en el futuro.
  • O simplemente guarde las sobras para el almuerzo o para una comida más adelante en la semana. Sin embargo, tenga en cuenta que las sobras deben usarse dentro de tres a cuatro días y recalentarse a una temperatura interna mínima de 165 grados Fahrenheit.

Congele las sobras o los productos perecederos que sabe que no comerá antes de que se dañen y tenga en cuenta el tamaño de las porciones. Elija porciones más pequeñas para mantenerse dentro de sus necesidades calóricas, como recomienda MiPlato. Use platos, tazas y vasos más pequeños para ayudar a controlar las porciones. Tener en cuenta el tamaño de las porciones también puede ayudar a que la comida dure más.

Domina la vida útil de los alimentos

Muchos alimentos y bebidas comprados en el supermercado incluyen una fecha, que indica cuándo debe usarse o venderse. Debido a que estas fechas se refieren a la calidad del producto, no necesariamente significa que debendesecharse.

Los productos que no requieren refrigeración hasta después de abiertos, como la mostaza, el aderezo para ensaladas y la salsa de tomate, frecuentemente es seguro consumirlos más allá de la fecha en su etiqueta, siempre y cuando se hayan almacenado correctamente. Los alimentos perecederos, como las carnes y los productos lácteos, pueden usarse unos días después de esa fecha, desde que se hayan almacenado a una temperatura segura.

En caso de duda, vaya al internet y consulte la aplicación FoodKeeper y deseche cualquier alimento que haya desarrollado un olor o textura desagradable.

Cuando tenga que ir a la tienda

Para ayudarlo a reducir la cantidad de tiempo que pasa en la tienda, cree un plan antes de ir. El decidir sus comidas y refrigerios antes de comprar puede ahorrarle tiempo y dinero. Revise las recetas y haga una lista de compras de los ingredientes que necesita, luego verifique qué alimentos ya tiene y haga una lista de lo que aún necesita comprar.

Organice su lista de acuerdo con la sección de la tienda donde se encuentran estos artículos. Esto evitará que tenga que correr de un extremo a otro de la tienda. Trate de comprar artículos perecederos, como carne, pollo, pescado, huevos, productos lácteos y alimentos congelados, hacia el final de su compra para reducir la cantidad de tiempo que pasan a temperatura ambiente.

Muchas tiendas ofrecen toallitas desinfectantes para limpiar sus manos y limpiar las manijas del carro y la canasta antes de comprar, o puede usar su propio desinfectante para manos. Y recuerde lavarse las manos cuando regrese del supermercado y poner los alimentos perecederos en el refrigerador o congelador de inmediato.

Para familiares o amigos que no pueden salir de sus hogares para comprar por sí mismos, pregunte si hay servicio de entrega de alimentos o comidas u ofrézcase a hacerles la compra.

Translated by Sandra Arévalo, MPH, RDN, CDN, CLC, CDCES, FAND

Find an Expert

Need serious help making a plan? The nutrition experts in our professional membership are ready to help you create the change to improve your life.

Find an Expert